... rest in peace my dark love, the king is now resting with you, protecting you forever...


26 jun. 2014

[CRÓNICA] Saló del Cómic 2014, parte 1

Jueves
Tras llegar prontito al recinto me dirigí a la cola de las acreditaciones que tenía más cola que la entrada de taquillas y entré acceso a la zona de la exposición de cómics bélicos. Durante el resto de días usaré esa entrada, siempre estaba vacía y te ahorrabas una buena sudada. Punto para ellos.













En el segundo recinto me esperaba un espacio enorme lleno de islas con distintas páginas sobre la guerra: soldados, humor, reporteros,... muy variado.




















Lo más llamativo eran los vehículos y las recreaciones que iban haciendo los socios de las asociaciones. Podías hablar con ellos y te iban explicando su historia, todo muy didáctico. También creo que era un recinto demasiado grande, en ningún momento lo vi lleno y los pocos stands que había no debieron tener la visibilidad que merecían.




Salí del macro recinto y me fui al principal no sin hace la foto de rigor en la salida para hacer la comparativa con el fin de semana...






Entré al recinto principal y como siempre, es un gustazo pasear tranquilamente los jueves y viernes. Con casi todo el espacio para mi prácticamente vagué erraticamente por los stands. Lo primero que me llamó la atención es que daba la sensación de que habían muy pocos, lo vi todo extremadamente rápido y me faltaron muchos stands de venta de comics. Como siempre, no entiendo el espacio que gastan las tiendas de caramelos hechos con sangre de unicornio o tinta de imprimir o el de chocolate... los de películas que todo el mundo ya conoce, esos son enormes y solo te dan pósters que terminarán arrugados y en la basura. Las ausencias, EDT y Panini, como es posible que no puedas comprar comics de Panini en su stand? Si tienes un espacio, ¡aprovéchalo!

 Merchandising a precio de tinta de impresora y Selecta promocionando su nuevo bombazo y las jugosas ofertas saloniles.




 El terror, presentaciones en medio del recinto, con gente haciendo el burro y gritando mientras se intenta entender algo. Ya me disgustó en el pasado saló del manga y veo que siguen en sus trece.
Al menos los asientos eran cómodos.









La primera compra fue unas hermosísimas POP de Funko de Diablo e Illidan del WOW.











Seguí andando hasta el stand de Good Smile Company y no pude resistirme a comprar una figurilla del Tales of... me tocó la secreta y juré que volvería (afortunadamente no lo hice).



 Su stand siempre tiene preciosas joyitas... Samus Nendo ya!!



Un poco más adelante, la POP de Doctor Wooves me puso ojitos... y piqué -_-


Es... tan... mona.... se va para mi mesa en la oficina :)

 La cosa se iba animando pero daba una sensación de vacío enorme.
 Ya hace unos salones que veo este stand de gatos monosos... demasiado caros
 También encontramos stands de películas que me sobran completamente. Si se ve muy pocos stands es necesario poner uno de estos donde solo se montan colas para conseguir un póster o algún papel que terminará tirado?

El stand de Norma tenía la zona de compras delante y detrás el pequeño infierno en el que se iba a convertir la zona de firmas, ya os contaré en la siguiente entrada... ya advierto que se ve pequeño para todos los autores que van a firmar ahí... las alambradas deberían haber estado más bajas...



Otro stand triste, el de Panini... vende algo hombre, es un saló del cómic y seguro que tienes alguno que alguien anda buscando... 



La zona de carpas se veía un poco vacía, faltaba gente y el espacio era enorme para lo que había, mesas pequeñas para los autores y un espacio desaprovechado.  La siguiente para era la mini zona de fanzines que me cundió porque conocí a los chicos del Club de Cómic de la Universidad de Bellas artes de Valencia y su enorme cantidad de propuestas.


 Batman hacía años y desde la entrada se veía la exposición a tocar de la de Lobezno. Golosinas en forma de figuras de todas las épocas y portadas de cómics que muchos tenemos en la retina. Se podía ver tranquilamente, no habían aglomeraciones.






Otro de los stands que no me gustan, en este caso promocionando la versión yanki de "All you need is kill" al lado del stand de Norma, muy oportuno.












Sin haber comprado aún ningún cómic en papel me dirigí al stand de auto-editores y ahí me esperaba mi último tomo de El Vosque y junto a él estaba Rata Underground con su Art 88/46 1 y aproveché. Unas firmitas y me puse en marcha.

 Morán y Rata haciéndome las firmillas :)




 Terrible lo que le han hecho al pobre Grimlock...

 ... aunque nada tan criminal como lo que le ha pasado a Optimus... tu MOLABAS...














Stands que no pintan nada, con el calor que hacía lo último era comprar un buff...
A la zona de exposiciones del recinto comercial le faltaba las bolas de heno de las pelis del oeste. Para los que queríamos verlas fue perfecto.












Lobezno cumplía años y le dedicaron un espacio para mostrar figuras y portadas de tan importante figura de Marvel.

 Daban ganas de quedarte con alguna...


 A todo esto se hizo la hora de comer y salí con mi bocata fuera y luego a por un zumito de las Arenas. Y Kuroi me mandó un mensaje... volví a entrar. Ahora con compañía volví a dar la vuelta de rigor y me confirmó que también se veía vacío.
 Kuroi me avisó que si quería número para la firma de Brandon Graham PARA EL SÁBADO debía cogerla hoy... anda que avisan esas cosas... 12 personas delante de mi al parecer...

Un poco aburridas, dimos una vuelta por la exposición militar, para verla con más calma, sobretodo la parte de los comics. No me interesa demasiado el tema bélico, pero la montaron para que fuera más que interesante.






Las recreaciones estaban muy curradas, eso siempre es de agradecer.












La mini exposición-venta de originales de los autores de Babylon tenía algunas piezas preciosas, creo que pocas les quedaron al final.
La de la chica de la derecha fue de mis favoritas.

La hora de la firma con David Rubín se acercaba y no se veía ni un alma, me despreocupé y terminamos en un stand con un fanzine en el que me sonaban las autoras, Kaizen Fantasy.


 Preciosa firma que me hizo Umi Marina, le pedí una Belit y un Conan... lagrimilla...

 A media hora de la firma me acerco al stand y pregunto preocupada... si, iba con número y no había ningún cartel que lo dijera... me tocó el 13. Al poco hubo la cola y conseguí mi firma. Contenta y cansada me despedí de Miya y de Kuroi, por suerte me vinieron a recoger.



2 comentarios:

  1. ¿Cuándo dices bolas de heno piensas en estepicursores? (lo aprendí en botánica, creo)
    El jueves fue un día bien tranquilo sí. Aún me indigna pensar en el tema de que nadie avisara de que había que pillar número para las firmas. Lo organizan siempre fatal.

    ResponderEliminar
  2. nena, si digo bolas de heno creo que es más reconocible que estepicursores XD

    ResponderEliminar